Mercancía

Cómo mantener sano a tu bebé en invierno

Cómo mantener sano a tu bebé en invierno

Los virus de la influenza son perjudiciales para la salud de su hijo en la temporada de frío y no son los únicos problemas que este invierno podría enfrentar. La higiene adecuada, la inmunización, la nutrición adecuada y el fortalecimiento del sistema inmunitario juntos forman una receta exitosa que garantiza la salud del niño en la temporada de frío.

Inmunización del niño

La vacunación contra la influenza sigue siendo el método profiláctico más importante y seguro contra estos virus maliciosos.
Dele a su hijo la vacuna estacional e inmunice al resto de los miembros de la familia. El pequeño aún puede contraer la gripe incluso con la vacuna, pero de una manera muy fácil. Pero los casos en que esto sucede son muy raros.

Reglas de higiene para toda la familia.

Foto: theconcepttimes.com

Toda la familia, pero especialmente los niños, deben someterse a un curso intensivo de aprendizaje de las reglas esenciales de higiene para prevenir enfermedades en la estación fría.
Se debe enseñar y alentar a los niños a lavarse las manos constantemente (especialmente antes de las comidas, después de usar el baño y después de salir) y evitar que se lleven la mano a los ojos o la boca cuando no esté limpia. Pero los otros miembros de la familia deben seguir las mismas reglas, especialmente cuando entran en contacto con el niño, porque él no respeta las reglas, si puede transmitir los virus de sus manos.
Además, debe garantizar la limpieza en el hogar y desinfectar constantemente los juguetes y las superficies que el niño maneja con frecuencia.
Desalienta al niño a pedir prestado alimentos o dulces de la boca de otros niños o beber de la misma botella con otros, especialmente si está en el jardín de infantes y no puede controlarlo de cerca.

Fortalecimiento de la inmunidad natural.

Comer es la mejor manera de aumentar la inmunidad del niño. Proporcionar comidas ricas en alimentos con nutrientes esenciales proporciona un apoyo sustancial al sistema inmunitario para hacer frente a la invasión de virus o bacterias u otros gérmenes con los que el bebé entra en contacto.
Otros métodos naturales son:

  • movimiento físico diario;
  • descanso (sueño y relajación);
  • tés de hierbas;
  • Suplementos dietéticos (donde hay deficiencias o deficiencias importantes de minerales y vitaminas).

¿Cómo ayuda a su hijo a recuperarse de un resfriado o gripe?

Si los métodos de prevención han fallado y su pequeño ha sido elegido con un resfriado o gripe, averigüe qué puede hacer para aliviar sus síntomas. Los resfriados y la gripe son infecciones virales que no se tratan con medicamentos, por lo tanto, tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • utiliza gotas salinas para limpiar la nariz;
  • el humidificador de ambiente o los baños de vapor son esenciales para descongestionar las vías nasales y calmar la tos;
  • humedézcalo constantemente con jugos, cremas y sopas, pero también con agua; es importante consumir suficientes líquidos cuando está deshidratado;
  • Ponlo a descansar sobre una almohada más alta, para que su cabeza esté más alta que el resto de su cuerpo, para que pueda respirar mejor.

En caso de que los síntomas no muestren signos de desaparición, el bebé tiene fiebre, tiene episodios repetidos de vómitos y se queja de dolores de cabeza, acuda al médico. Podría ser meningitis u otras complicaciones que requieren atención médica de emergencia.

Etiquetas Higiene para niños Vacuna contra la gripe para niños Resfriado para niños Gripe para niños Inmunidad para niños